Un niño representa la pureza, pero también la picaresca. Soñar que se es un niño de nuevo significa ganas de escapar, de volver a un estado de regresión donde importan las cosas simples y no todo es